domingo, 25 de octubre de 2015

De paseo

Damos un breve paseo por la Avenida Marítima con dirección al Parque de San Telmo, en donde, en un restaurante chino, nos han invitado a almorzar. Sigue la amenaza por lluvias torrenciales pero éstas no se han presentado. Al contrario, hace bueno y en el cielo, como mopas de algodón lucen nubes blancas que, dicen, son cúmulos que traen las lluvias, o al revés. Las nubes, desperdigadas, dejan ver a su través el azul del cielo. Más allá, sobre el infinito del mar, otras nubes son grises y compactas, Pensamos en nuestras islas hermanas, Fuerteventura y Lanzarote en donde también llovió con fuerza y en las que habrán almacenado el agua en gavias y aljibes. Pensamos en ello mientras miramos, admirándolas, a un grupo de palmeras. Están quietas. No mueven sus ramas pues no hay nada de viento. Y entre ellas, recortada, entrevemos la silueta de la vela canaria en bronce...

1 comentario:

  1. Me ha gustado de manera especial "como mopas de algodón"

    Un abrazo.

    ResponderEliminar